sábado 28/5/22
TRIBUNALES

Dos años de cárcel para un hombre por abusar de una mujer mientras dormía

Sala de Vistas de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, en el complejo judicial de Las Salesas, en Santander
Sala de Vistas de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, en el complejo judicial de Las Salesas, en Santander

El hombre acusado de abusar de una mujer mientras dormía ha reconocido este jueves los hechos en el juicio contra él, celebrado en Audiencia Provincial de Cantabria, y en el que se ha conformado con la pena de dos años de cárcel solicitada para él por el fiscal.

Además, el implicado no podrá comunicar y acercarse a la víctima durante tres años, han informado fuentes judiciales tras la celebración de la vista, en la Sección Tercera. Ha sido enjuiciado por un delito de abuso sexual con penetración, con la concurrencia de las circunstancias atenuantes de intoxicación alcohólica y reparación del daño.

Los hechos se produjeron cuando la mujer estaba dormida, tras una fiesta en una vivienda, a la que el procesado había acudido junto a otros amigos para celebrar una barbacoa. Al finalizar la velada de madrugada, decidieron quedarse a dormir y el enjuiciado lo hizo en la misma cama que dos mujeres, "por ser de grandes dimensiones y no haber camas disponibles para todos". En el transcurso de la noche, cuando una de las ellas se encontraba "profundamente dormida", el hombre "con ánimo de satisfacer su deseo sexual metió la mano bajo la ropa interna de la mujer e introdujo dos dedos en su vagina, para continuar los tocamientos en la zona del clítoris, hasta retirar finalmente la mano y abandonar la habitación al recibir una llamada de teléfono".

La mujer "se despertó al notar algo extraño en la vagina" y "no supo reaccionar, quedando paralizada en estado de shock, haciéndose la dormida hasta que el procesado abandonó la habitación". Como consecuencia de estos hechos "sufrió daño moral", consistente en trastorno de estrés postraumático. Según el informe forense necesitó tres meses para su curación, de los cuales uno estuvo impedida para sus ocupaciones habituales. El procesado "había ingerido alcohol en exceso", "tenía afectadas sus facultades volitivas e intelectivas" y "ha reparado extraprocesalmente" a la mujer por los perjuicios morales sufridos.

Comentarios