lunes 29/11/21
sucesos

Un año y nueve meses por golpear con un palo en la cabeza a un vecino tras una discusión en una huerta

A consecuencia de la agresión, el hombre sufrió un traumatismo craneoencefálico con herida contusa en la zona frontal, que requirió atención hospitalaria y tratamiento médico.

La Audiencia de Cantabria ha condenado a un año y nueve meses de cárcel a un hombre que golpeó con un palo en la cabeza a un vecino tras una discusión en una huerta.

Según la sentencia, de la Sección Primera de la AP y que desestima el recurso de apelación del procesado, ratificando así un fallo previo del Juzgado de lo Penal número 4 de Santander, los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde del 15 de febrero de 2015.

El procesado, P.G.B. entabló una discusión con la víctima por discrepancias de vecindad en una huerta, en el Barrio de Abajo de la localidad de Cañedo de Soba, durante la cual le golpeó con un palo en la cabeza. El agredido, para defenderse, propinó una empujón al agresor.

A consecuencia de la agresión, el hombre sufrió un traumatismo craneoencefálico con herida contusa en la zona frontal, que requirió atención hospitalaria y tratamiento médico para su curación (sutura de la herida, seis puntos, curas y retirada posterior de los mismos, así como antiinflamatorios y vacuna antitetánica).

Tardó en curar 15 días, no impeditivos, y como secuela le quedó una cicatriz de 4 centímetros en la zona frontal, lo que supone un perjuicio estético ligero.

Por su parte, el agresor acudió cuatro días después al consultorio médico de La Gándara, por una herida superficial de 1,5 centímetros en la nariz, sin que haya quedado acreditado que fuera por el empujón.

Así, P.G.B. fue condenado a un año y nueve meses de prisión y a indemnizar con más de 2.000 euros a la víctima, y a abonar también 327 euros al Servicio Cántabro de Salud por la asistencia prestada.

Tras la sentencia del Juzgado de lo Penal, el condenado presentó recurso alegando que el ataque fue "la reacción a un previo ataque" del otro hombre.

Pero la Audiencia desestima el recurso y subraya las lesiones de la víctima, en tanto que al agresor no prueba las suyas ni "denuncia ni va al médico hasta cuatro días después del incidente", cuando "ya ha sido denunciado". Además, tacha de "ambiguo y poco creíble" su testimonio en el juicio. Por todo ello, rechaza el recurso y confirma la condena.

Comentarios