domingo. 14.08.2022

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha desatado la polémica el proclamarse “feminista” en las redes sociales. “Cuando antes de verano Pepa Bueno me preguntó en su programa de la Cadena Ser si era feminista, de forma instintiva respondí que sí. Y la verdad no lo dudé. Curiosamente, mi respuesta ha causado sorpresa, apoyo, algunas críticas y ¡mucho y bienvenido debate! De hecho, como le dije a Pepa en aquella entrevista, si me hubiera hecho la misma pregunta hace 10 años, probablemente habría contestado que no. Pero al contrario de lo que se ha especulado, en este tiempo no he pasado por ningún proceso de conversión”, ha manifestado Botín en su perfil de Linkedin.

“¿Qué ha cambiado para que entonces no me considerara públicamente feminista y ahora sí?”, se ha preguntado la presidenta del Banco Santander, que ha asegurado que “la tecnología digital tiene mucho que ver”. “Los impactantes relatos de abusos sexuales que se han compartido en las redes sociales me han hecho ver que el aislamiento de la mujer es una de las razones que ha permitido el acoso. Y que hay mucho más por hacer de lo que creía. ¿Es éste el mundo que queremos? Me di cuenta de la cantidad de mujeres afectadas que habían guardado silencio por algo que, equivocadamente, consideramos excepcional: la amenaza de la violencia. Pero, al abrirse esas compuertas de conexión, creando un espacio para exponer el abuso y demostrando el enorme poder que tiene decir las cosas públicamente, quise ser parte de esa conexión”, ha añadido Botín. “Hoy soy consciente de que decir las cosas públicamente, de forma solidaria con otras mujeres, tiene el poder de cambiar. Soy consciente de estar en una posición privilegiada para hacerlo. Así que, cuando hablo, no lo hago solo por mí misma. Lo hago, junto con la gran mayoría de los hombres que nos apoyan, por todas las mujeres. Por eso mi feminismo es ahora público. Y quizá el tuyo también debería serlo”, ha finalizado.

El anuncio de la presidenta del Banco Santander ha desatado la polémica en las redes sociales. Y es que unas cuentas han apoyado su declaración, pero otras le han reprochado que se proclame feminista mientras el banco que preside, por ejemplo, promueve desahucios que dejan a muchas mujeres en la calle.

Comentarios