lunes 25/10/21
CULTURA

Altamira se abre a recibir “visitas puntuales y muy excepcionales”

El patronato estudia la posibilidad de ampliar el número de visitantes, y plantea un sorteo telemático realizado antes de acudir al museo.

Varios expertos han alertado de los riesgos de ampliar el número de visitantes a Altamira
El Patronato estudia la apertura de la cueva a más visitantes

El Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira ha encomendado a la Comisión de Seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la cueva determinar en qué número y en qué condiciones se puede ampliar el número de visitantes que acceden a la cavidad original.

Así lo han anunciado el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en una rueda de prensa a la conclusión de la reunión del Patronato, en el que se ha nombrado a José María Ballester como Coordinador de la Comisión de Seguimiento del Plan de Conservación Preventiva de la cueva.

Precisamente, Ballester dirigirá la elaboración de un informe en el que se determine el número de personas en que se pueden ampliar las visitas experimentales, así como en qué condiciones y con qué criterios, y si en ellas podría tener encaje el acceso a la cueva de "visitas puntuales y muy excepcionales".

En ese informe, con el que el Patronato espera poder contar en su próxima reunión, también se analizará nuevas modalidades de sorteo como, por ejemplo, a través de internet. De esta forma, personas de diferentes partes del mundo podrían optar a visitar la cueva y no sólo quienes acuden al museo y participan en el sorteo que se celebra una vez a la semana, y a través del cual en 2015 han entrado 220 personas.

Lassalle ha planteado "la posibilidad de un sorteo telemático, abierto no sólo al público que visita el museo sino realizado previamente"

Lassalle ha recordado que la posibilidad de incrementar el número de visitas ya se puso encima de la mesa en el último Patronato de marzo de 2015, en el que el informe del Plan de Conservación ya constataba que se podían aumentar, y, aunque se ha mantenido un "criterio prudente", ahora se ha acordado "evaluar en qué número se puede producir ese aumento y en qué condiciones".

Mientras siguen las evaluaciones de conservación de la cavidad, la Comisión de Seguimiento también tendrá que "fijar unos criterios" que permitan al Patronato "poder determinar si visitas puntuales" pudieran encajar en el acceso a la cueva, aunque siempre respetando el "derecho de acceso igualitario a la cultura todos los ciudadanos" que recoge la Constitución, según Lasalle.

En esta línea, y preguntado por las declaraciones del consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, sobre la posibilidad de subastar entradas, idea que generó polémica, ha indicado que ha asistido al Patronato como invitado para explicarse y ha planteado "la posibilidad de un sorteo telemático, abierto no sólo al público que visita el museo sino realizado previamente".

"Eso es lo que vamos a ver cómo se puede encajar y si hay una propuesta técnica para encontrar una fórmula con la que todos podamos estar conformes", ha apuntado el secretario de Estado de Cultura, que ha reconocido que, asociado a ese planteamiento, también se analizará la "vieja reflexión" de si se pueden permitir "visitas puntuales muy excepcionales".

"Lo que sí queremos es que esas visitas puntuales, si finalmente se admiten, estén sujetas a unos criterios que sean, en todo caso, conciliables con las exigencias constitucionales de derecho igualitario de acceso a la cultura", ha enfatizado, al tiempo que ha dicho que esas visitas se harían dentro de un "clima de absoluta transparencia y de control público".

Presente y futuro

Revilla ha destacado que "se sigue trabajando para garantizar la mayor vida posible" a la cueva pero ha apostado por la ampliación del número de visitantes porque, a su juicio, "es muy importante para Cantabria". "El futuro hay que preservarle pero también el presente", ha apostillado.

Por ello, ha insistido en que, dentro de las alteraciones normales de la cueva, hay que tratar de dar "prioridad" a que "algún número más de personas" puedan acceder. En este sentido, se ha referido a los estudios para permitir visitas "excepcionales" y ha recordado que, en su anterior etapa como presidente regional, le llamaron para preguntar si el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y "tuve que decir que no".

"Creo que eso es un fallo y creo que todo el mundo podría aceptar que, ante una situación de esas, hubiera una excepción porque la difusión que daría eso para Cantabria es de tal envergadura que hasta un cántabro estaría dispuesto a ceder su entrada para que viniese Obama", ha considerado.

Se ha referido a Obama como ejemplo de las "personas de relieve mundial" a quienes, si se incrementa el número de visitantes, se podría permitir el acceso aunque detallando "muy bien el por qué". Ha matizado que este planteamiento "se ha quedado como una sugerencia" y "no hay nada aprobado" por el momento.

Peso de la responsabilidad

Por su parte, José María Ballester, que ha considerado un "honor" su nombramiento como coordinador, ha manifestado que siente "el peso de la responsabilidad" de conciliar los "deseos del Patronato" con las investigaciones científicas para elaborar criterios que permitan "dar cauce a esos deseos".

"Altamira no es una cueva más ni un bien cultural más", ha dicho Ballester, que ha reconocido que, en toda su trayectoria, no ha tenido que hacer frente a la gestión de un bien "de la dimensión y de la categoría" de las pinturas de Altamira, que son un "activo" para Cantabria, España y Europa.

Ballester, que desea "hacer frente" a las "expectativas" de los patronos, ha considerado que, gracias a todos los parámetros analizados en el marco del Plan de Consevación, se podrán "establecer criterios" sobre la ampliación del número de visitantes.

Aunque "todos estamos de acuerdo en que la cueva no es un lugar de visita de masas", ha augurado que se pueden desarrollar nuevos criterios de acceso que, "con una cierta flexibilidad", contribuyan de "manera directa e indirecta" a "una mayor aprecio y valoración" de la cavidad.

Retraso del Patronato

Este Patronato es el primero tras el cambio de Gobierno en la Comunidad Autónoma y se celebra casi un año después que el anterior, que tuvo lugar en marzo de 2015, a pesar de que este órgano tiene que reunirse cada seis meses.

A la reunión, celebrada en las instalaciones del Museo, en Santillana del Mar, ha asistido por primera vez el presidente de la Fundación Botín, Javier Botín, que fue nombrado patrono en marzo de 2015, al igual que la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. No obstante, ésta no ha asistido y ha acudido en su representación el director territorial del Santander, Carlos Hazas.

En el encuentro, también han participado el director del Museo, José María Lasheras; el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz; el director general de Bellas Artes, Miguel Ángel Recio; el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago; y representantes de la Universidad de Cantabria (UC) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), entre otros.

Comentarios