jueves 19/5/22

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha desestimado el recurso del Ayuntamiento de Santillana del Mar contra la sentencia del Juzgado de lo Social Nº 4 de Santander que condenaba al Ayuntamiento por acoso laboral al presidente del comité de empresa (USO). Además el TSJC condena en costas al Ayuntamiento. 

El alto tribunal cántabro ratifica la existencia de una vulneración “muy grave” de derechos fundamentales y una actuación “radicalmente nula” por parte del alcalde socialista Ángel Rodríguez. Asimismo, el TSJC confirma la condena al Ayuntamiento de Santillana del Mar que debe indemnizar a USO y a su delegado con 12.502 euros.

La sentencia considera probado que Ángel Rodríguez tramó un plan, junto a sus concejales, para castigar al presidente del comité de empresa por haber presentado una denuncia a Inspección de Trabajo. Los hechos se producen cuando el delegado de USO, delegado de Prevención y presidente del comité de empresa del ayuntamiento, constató un elevado número de procesos tumorales en la plantilla de trabajadores y que se elevaba por encima del 50% de afectación de la plantilla. Tras comprobar que el ayuntamiento carecía de control preventivo y de autoprotección en la utilización de herbicidas así como de protocolo de manejo de amianto, procedió a comunicar tal incidencia al ayuntamiento que se inhibió de cualquier actuación. 

Ha quedado acreditado en la sentencia que tras la comunicación de los hechos a Inspección de Trabajo y posterior visita, el alcalde Ángel Rodríguez reunió a los concejales de gobierno para apartar al presidente del comité de empresa de sus labores profesionales y encomendarle exclusivamente la limpieza de cunetas, desbrozar maleza y tareas de limpieza. Durante más de 3 meses se le mantuvo aislado del resto de personal realizando tareas en zonas de monte a pesar de que es el único fontanero de la plantilla. Las tareas de fontanería fueron subcontratadas a empresas externas. El trabajador causó baja por ansiedad.

La visita de inspección se saldó con una multa de 6.251 euros por infracción “muy grave” por discriminación del trabajador” a sumar a los actuales 12.502 euros. Esta sanción ya ha sido ejecutada al ratificarla la Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, la también socialista Ana Belén Álvarez. Para el sindicato USO, la sentencia del TSJC inhabilita al socialista Ángel Rodríguez para continuar como alcalde, por ello requiere a la dirección del PSOE en Cantabria que cese a un alcalde que actúa gravemente contra los derechos de los trabajadores.

Comentarios