jueves 2/12/21
CANTABRIA

Dos millones para adquirir viviendas libres para destinarlas a alquiler social

El Gobierno de Cantabria destinará esta inversión en la compra de las casas que deberán de estar situadas en Santander, Castro Urdiales, Torrelavega, Camargo y El Astillero.

Bloque de viviendas
Las viviendas deberán de cumplir una serie de requisitos y condiciones

El Gobierno de Cantabria invertirá dos millones de euros en la adquisición de viviendas en el mercado libre para integrarlas en el parque público de vivienda y posteriormente destinarlas a alquiler social, una operación que será ejecutada por la empresa Gesvican.

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, José María Mazón, así lo ha anunciado este viernes en una rueda de prensa, en la que ha indicado que, tras la publicación hoy del anuncio en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), los interesados en vender sus viviendas deberán presentar las ofertas antes del 17 de mayo.

La compra por parte de Gesvican de la propiedad de estas viviendas, que deberán estar en los municipios de Santander, Torrelavega, Castro Urdiales, Camargo y El Astillero, tiene como finalidad su utilización para la resolución de situaciones de emergencia y favorecer, al tiempo, el acceso a las viviendas de alquiler.

Mazón, que ha presentado esta iniciativa acompañado del director general de Vivienda, Francisco Gómez Blanco, y el director gerente de Gesvican, José Orruela, ha detallado los precios máximos tanto por metro cuadrado como por vivienda que el Ejecutivo abonará.

Así, ha indicado que el precio máximo de adquisición por metro cuadrado de superficie útil, antes de impuestos, será de 1.394 euros para los municipios de Santander y Castro Urdiales y de 1.150 euros para Torrelavega, Camargo y El Astillero. En los dos primeros, el precio máximo por vivienda se ha establecido en 120.000 euros y en 100.000 para el resto.

Las viviendas podrán ser de nueva construcción o usadas y deberán tener licencia municipal de primera ocupación, no estar fuera de ordenación urbana y construidas en suelo clasificado actualmente como urbano

Las viviendas deberán de cumplir una serie de requisitos y condiciones, que los propietarios de las mismas deberán tener en cuenta antes de ofertarlas a Gesvican, algo deberán hacer presentando la documentación en la sede de la empresa pública (Juan de Herrera 4), en el correo [email protected] o en el perfil del contratante de www.gesvican.es.

En concreto, la superficie útil mínima de las viviendas será de 60 metros cuadrados, unas dimensiones que se calcularán y medirán según los criterios generales de las ordenanzas generales de diseño y calidad para las viviendas protegidas de Cantabria. Además, tendrán al menos dos dormitorios, siendo preferiblemente de tres.

En cualquier caso, todas deberán tener salón, cocina y, al menos, un baño con lavabo, inodoro y bañera o ducha. Todas las habitaciones, a excepción de los baños, tendrán ventana al exterior. La superficie útil mínima de los dormitorios individuales será de 6 metros cuadrados, con uno principal no inferior a 12 m2.

Las viviendas podrán ser de nueva construcción o usadas y deberán tener licencia municipal de primera ocupación, no estar fuera de ordenación urbana y construidas en suelo clasificado actualmente como urbano.

Además, deberán estar en buen estado de conservación y disponer de cédula de habitabilidad o calificación definitiva, cuando se trata de viviendas protegidas, y contar con el preceptivo certificado de eficiencia energética.

Tendrán que estar inscritas en el Registro de la propiedad a nombre del interesado y en las condiciones expresadas, libres de cargas y gravámenes. Los garajes y trasteros no son objeto de esta oferta pública de adquisición, salvo que estén vinculados a la vivienda.

La antigüedad del edificio no podrá superar los 35 años, su estructura deberá ser de hormigón armado, tendrá que estar constituido en comunidad de propietarios, dispondrá de ascensor --salvo que la vivienda se ubique en planta baja-- y las zonas comunes tendrán que estar en buen estado de conservación y cumplir con la normativa de habitabilidad y técnica.

Comentarios