lunes 20/9/21
TRIBUNALES

Los acusados de la muerte del tendero chino se culpan entre sí y la viuda responsabiliza a los tres

chino02
Imagen de la primera sesión del juicio

Los tres jóvenes acusados de dar una paliza mortal a un comerciante de nacionalidad china en Torrelavega se han autoexculpado este lunes, en la primera sesión del juicio celebrado contra ellos, de la agresión, responsabilizando a los demás. Por su parte, la viuda ha culpado a todos ellos de lo ocurrido.

En concreto, el principal procesado –en prisión desde que sucedieron los hechos, en noviembre de 2015– ha reconocido que propinó "tres puñetazos" al tendero para defenderse de él, pues le había "golpeado en el cuello" primero, mientras que los otros dos implicados entraron después a la tienda y le dieron "patadas y golpes" cuando ya estaba en el suelo. Sin embargo, este segundo chico y la chica involucrada han negado que golpearan a nadie, sino que permanecieron fuera de la tienda durante la pelea y que entraron para tratar de separar al primer joven, que se estaba "ensañando" con el dueño del negocio. Por contra, la viuda ha declarado que los tres jóvenes accedieron al local "a la vez" y "atacaron" a su marido, dándole "puñetazos", "patadas" y golpes "con la rodilla", y que continuaron pegándole incluso después de haberse caído.

Así lo han relatado los tres acusados, para los que el fiscal pide 25 años de cárcel, ante la Sección Primera de la Audiencia de Cantabria, donde también ha prestado declaración como testigo la mujer del comerciante chino, que al tratar de defender a su esposo recibió "una patada" del chico que continúa en la cárcel.