jueves 2/12/21

El Gobierno de Cantabria ha declarado a las 10:45 de esta mañana el Plan Especial de Inundaciones de la Comunidad Autónoma (INUNCANT), en fase de preemergencia, ante la crecida de los caudales de los ríos Deva, Nansa, Escudo, Saja-Besaya e Hijar, que han superado el nivel de seguimiento, y para reforzar las medidas de seguimiento y respuesta hasta que el índice de riesgo baje.

Según ha informado el Gobierno, desde la Consejería de Presidencia, se están coordinado las actuaciones y el seguimiento por parte de los técnicos del Servicio de Protección Civil y Emergencias, que ya han notificado a los distintos organismos de los municipios afectados, como son ayuntamientos, servicios de Protección Civil o parques de bomberos.

Los municipios son Val de San Vicente, Cabezón de la Sal, Mazcuerras, Reocín, Torrelavega, Reinosa, Campoo de Enmedio y Campoo de Suso, a cuya población se recomienda extremar la precaución en la carretera, circular por vías principales y autopistas, y evitar pasar en vehículo por zonas de vaguada que puedan verse afectadas por una riada. Además, a pie, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas.

En caso de emergencia se debe llamar al 112 lo antes posible, indicando la localización y el tipo de incidente, para proceder a evaluar la situación e iniciar el procedimiento de rescate o ayuda en caso de que sea necesario.

El temporal que afecta a Cantabria ha provocado la activación por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de avisos amarillos por lluvia que se van a mantener durante esta tarde-noche en zonas del Deba y Saja Besaya.

Comentarios