jueves 26/5/22

El Gobierno de Cantabria ha activado el nivel 2 del operativo de lucha contra incendios forestales en 8 de las 13 comarcas forestales (Nansa, Cabuérniga, Besaya, Pas, Pisueña-Miera, Asón, Costera Oriental y Costera Occidental) y mantiene prohibidas las quemas en el conjunto de la Comunidad Autónoma.

El Ejecutivo ha decidido extender este nivel de alerta, que ya estaba en vigor en prácticamente la mitad del territorio, ante la situación de riesgo en la que se encuentra la región por la confluencia de dos factores: por un lado, el viento sur que sopla estos días, que trae fuertes rachas de aire y temperaturas elevadas, y, por otro, la época del año, que históricamente es cuando más fuegos se provocan en el monte.

Desde que comenzó el mes de marzo, el número total de incendios supera el medio centenar y casi la mitad de ellos han sido provocados desde el pasado domingo, aunque sin consecuencias importantes, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Esta misma noche se han provocado cuatro fuegos, dos en Castro Urdiales (Oriñón y Otañes-Santullán) y los otros dos en San Roque de Riomiera y San Felices de Buelna, en la zona del monte Dobra. A esta hora de la mañana ya están todos ellos apagados y no hay ninguno activo en Cantabria.

El dispositivo de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, adscrito a la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, está formado por 78 agentes del Medio Natural, 28 cuadrillas de bomberos forestales, tres emisoristas y un técnico de guardia.

El titular de este departamento, Guillermo Blanco, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad para no poner en riesgo el patrimonio natural de Cantabria y apelado a la colaboración ciudadana para poner en conocimiento de los cuerpos policiales determinados comportamientos en los montes que puedan levantar sospecha.

Comentarios