domingo 20/6/21
CANTABRIA

45 niños comen a diario durante el verano gracias a la solidaridad de los hermanos Bezanilla

Los propietarios de La Mulata, en colaboración con la Asociación Nueva Vida y las becas Educo, cubren con esta iniciativa las necesidades básicas de menores de entre 3 y 12 años que más lo necesitan.

El restaurante prepara menús personalizados teniendo en cuenta las diferentes religiones de los niños.

Paco, Jaime y Lito, gerentes de La Mulata, vuelven a desarrollar su programa para dar de comer a los niños que más lo necesitan
Paco, Pablo y Lito, gerentes de La Mulata, vuelven a desarrollar su programa para dar de comer a los niños que más lo necesitan

Cantabria es una de las comunidades autónomas más comprometidas con los problemas que la crisis ha generado en la sociedad, y que ha llevado a miles de familias a situaciones de riesgo de pobreza. Pero el Gobierno no es el único que ha puesto en marcha iniciativas solidarias para hacer frente a estos problemas.

Un año más y gracias a Educo que opera en más de 20 países, la Asociación Evangélica Nueva Vida, El Grupo SEMARC A.C. Group (Supermercados Lupa) y el restaurante La Mulata se va a garantizar que durante los meses de julio y agosto más de 40 niños de la región  puedan alimentarse a diario después de que los comedores escolares hayan cerrado sus puertas con motivo de la llegada del verano, afirma Julio García, presidente de Nueva Vida

En concreto, atienden a 45 niños de entre 3 y 12 años, colaboramos con la Asociación Evangélica Nueva Vida. “Nos encontramos con niños que viven situaciones muy duras, que cuentan con recursos económicos muy limitados y que no tienen garantizado comer al día siguiente”, asegura Paco Bezanilla, propietario del restaurante.

Este es el tercer año consecutivo en el que deciden llevar a cabo esta iniciativa solidaria con el objetivo de cubrir las necesidades básicas de los menores de la región que lo necesitan.

Los niños que diariamente acuden al comedor situado en la calle San Martín del Pino 23-24, en Peñacastillo, no responden a un perfil único.

A la hora de preparar las comidas tienen en cuenta las diferentes religiones de los niños que participan en el comedor y por ello preparan menús adaptados

A la hora de preparar las comidas tienen en cuenta las diferentes religiones de los niños que participan en el comedor y por ello preparan menús que se adaptan a este tipo de situaciones. Los menús están compuestos por un primer plato, un segundo y el postre. “Intentamos darles un menú sano, completo y variado, que incluya platos como la pasta, la carne o el pescado”, matiza Paco.

Este proyecto está gestionado por la Asociación Nueva Vida, realizan una labor extraordinaria volcándose en el cuidado de los niños. Ellos mismos son los que se encargan de llevar a cabo la selección de participantes y de atender sus necesidades.

Esta actuación es posible gracias a las becas Educo, que surgieron a raíz de la situación de vulnerabilidad en la que actualmente se encuentran muchos niños y niñas en España con motivo de la crisis económica y que actúan en toda España.

Los supermercados Lupa se han implicado de manera activa en esta actuación a través de sus acciones de responsabilidad social corporativa. “Sin lugar a dudas se trata de uno de los pilares de lo que hacemos. Lupa se vuelca mandando un tráiler de comida de manera completamente altruista. Es una apoyo vital para poder seguir adelante”, declara.

La ayuda que proporciona La Mulata y la Asociación Nueva Vida va más allá. Por ello, los chavales disfrutan de numerosas actividades guiadas por personal voluntario que colabora con los pequeños. “Sin ellos sería imposible, se trata de 5 o 6 personas que están en todo momento junto a los chicos y que llevan a cabo diferentes actividades y juegos para que disfruten”. Además, antes de irse, reciben una bolsa de merienda para llevarse a casa.

Vacaciones en paz

Esta iniciativa privada coincide en el tiempo con la llegada a Cantabria de varios niños saharauis, que pasarán el verano en casas de familias de la comunidad, hasta el 6 de septiembre, dentro del proyecto 'Vacaciones en Paz', gestionado por las asociaciones 'Cantabria por el Sahara' y 'Alouda Cantabria'.

Uno de los objetivos de este proyecto es mejorar el estado de salud de estos niños, con revisiones que serían difíciles de realizar en su lugar de residencia, detectando las patologías prevalentes y complementando las vacunaciones que no hayan recibido en sus campamentos de residencia, algo para lo que la Consejería de Sanidad tiene "todo preparado".

Uno de los objetivos de este proyecto es mejorar el estado de salud de estos niños, con revisiones que serían difíciles de realizar en su lugar de residencia

Todo ello quedará registrado en un formulario de examen de salud y en la cartilla de vacunas que las asociaciones proporcionan a las familias de acogida, unos documentos que los niños llevarán consigo ya cumplimentados a su regreso a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Para que todo el proceso se desarrolle de acuerdo a las previsiones, la Dirección General de Salud Pública ha difundido entre los profesionales sanitarios de Atención Primaria y los pediatras de MUFACE el protocolo a seguir en los exámenes de salud.

Igualmente, se ha dirigido a las asociaciones saharauis para que hagan llegar las instrucciones pertinentes a las familias que acogerán a estos menores saharauis.

Paralelamente, se ha elaborado un escrito dirigido a las familias de acogida que proporciona una serie de consejos acerca de la alimentación, higiene corporal y otros cuidados convenientes a tener con los niños que alojarán durante este verano.

Estos últimos consejos incluyen no sólo un recordatorio sobre los alimentos recomendables para su nutrición sino advertencias domésticas útiles, como el cuidado a tener con las espinas del pescado, que los niños no están acostumbrados a consumir, o la conveniencia de no forzarles a comer sino de ir aumentando poco a poco las cantidades de comida para evitar vómitos o diarreas.

Vacaciones

La RASD ha sugerido que a los niños y niñas que, por primera vez, pasen sus vacaciones en Cantabria, se les realice una exploración médica completa que incluya análisis de sangre. En cuanto a su vacunación, sugiere que se les administren dos dosis de la Hepatitis B, cuando se precise, pero que se abstengan de la vacuna triple vírica, ya que han recibido una dosis de vacuna antisarampión en los campamentos.

Por parte de la Dirección General de Salud Pública se ha recomendado administrar una dosis de vacuna antimeningocócica tetravalente conjugada a quienes llegarán por primera vez, con el fin de evitar la meningitis C durante su estancia en Cantabria y los otros tipos de meningitis cuando regresen a los campamentos saharauis.

En cuanto a los niños y niñas que repetirán su estancia entre nosotros, y que ya habrán recibido estas vacunas el pasado año, Salud Pública recomienda para ellos un examen médico y análisis de sangre únicamente si su pediatra lo estimase necesario. Sí aconseja que les sea administrada una tercera dosis de vacuna de hepatitis B pero no repetir la vacunación de la meningitis que ya recibieron en años anteriores, puesto que supone una molestia innecesaria para el niño o niña.

Comentarios