jueves 2/12/21
CANTABRIA

El 40% de los cántabros destina parte de su declaración de la Renta a financiar la Iglesia

La Diócesis de Santander obtuvo en la anterior campaña 3,79 millones, cantidad que representa el 25% de sus ingresos.

Campaña de la Iglesia durante la declaración de la renta
Campaña de la Iglesia durante la declaración de la renta

La Diócesis de Santander ha obtenido 3,79 millones de euros de la anterior campaña de la Renta, un 15,1% más que en el ejercicio 2013, una cantidad que representa el 25% de sus ingresos, que en 2015 ascendieron a 13,9 millones de euros, más que el ejercicio anterior.

Así lo han informado este viernes el vicario episcopal para Asuntos Económicos, José Ramón Ocejo, y el vicario general de la Diócesis, Sergio Llata, en una rueda de prensa para presentar las cuentas y datos económicos de la Diócesis de Santander en 2015, cuyo sistema de contabilidad ha cambiado y que, por tanto, no puede ofrecer este año comparativas con el anterior.

Sin embargo, el vicario episcopal sí ha dicho que los ingresos de la Diócesis han aumentado respecto a 2014, y que más de la mitad de los mismos proceden de los fieles. Así, estos aportaron 5,8 millones a los que se suman otros 1,16 millones correspondientes a servicios parroquiales como bautizos, matrimonios, funerales, etcétera.

La asignación tributaria supuso a la Iglesia cántabra unos ingresos de 3.790.390 euros, correspondientes a los 110.600 ciudadanos que marcaron la X en la declaración de la renta, que suponen el 40,22% del total, 5,5 puntos porcentuales por encima de la media nacional.

El resto de ingresos proviene de las instituciones diocesanas (766.643 euros), públicas (392.695 euros) y privadas (302.137 euros); así como financieros (1,49 millones correspondientes fundamentalmente a rentas mobiliarias), venta de patrimonio (95.124 euros) y extraordinarios (10.061 euros).

Frente a estos ingresos totales de 13.906.369 euros, la Diócesis tuvo unos gastos de 13.749.032, lo que arroja un superávit de 157.159 euros. Los principales capítulos de gasto corresponden a conservación de templos y casas parroquiales (3,77 millones), sacerdotes y religiosos (2,56 millones), pastorales y asistenciales (2,16 millones) y de funcionamiento (2,15 millones),

Ocejo ha indicado que la Iglesia pagó el año pasado 620.737 euros de IVA, 425.000 euros a la Seguridad Social y 654.000 en concepto de IRPF, lo que suma casi 1,7 millones "que revierten a la sociedad de nuestros ingresos".

Seis sacerdotes menos

El vicario episcopal también ha informado que la Diócesis de Santander tiene 275 sacerdotes, seis menos que en 2014, de los que 106 son menores de 65 años y 169 están jubilados, aunque muchos siguen ejerciendo actividad pastoral. Además hay 925 catequistas.

Acoge 1.200 templos, 615 parroquias y 12 monasterios, en los que se celebraron 2.940 bautismos, 3.516 comunicaciones, 1.095 confirmaciones y 588 matrimonios. Además, la Iglesia atendió a 27.269 personas, 16 casas de ancianos, cinco ambulatorios y cinco guarderías.

Comentarios