viernes 21/1/22

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil de Cantabria han intervenido cuatro cepos prohibidos para la caza y han denunciado a un hombre que los tenía a la venta en la zona de Campoo.

Los efectivos del Cuerpo iniciaron las gestiones para localizar estos cepos tras tener conocimiento de que se ofrecían a la venta, y la semana pasada consiguieron localizar al hombre que los vendía.

Los cepos, de unos 35 centímetros de diámetro y que se encontraban en buen estado, están prohibidos por ser un método no selectivo para la caza y, además, constituyen un peligro para la integridad de las personas en caso de que se pisen.Por ello, se informó al vendedor de que se denunciarían los hechos, al contravenir la legislación sobre patrimonio natural y biodiversidad, en este caso en relación a la tenencia y venta de este arte de caza prohibido.

La denuncia se ha remitido a la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, quedando los cuatro cepos a disposición de este departamento, ha informado la Guardia Civil.

Comentarios