miércoles 19/1/22

El Juzgado de lo Social número 5 de Santander ha condenado al Ayuntamiento de Camargo a readmitir o indemnizar, con un total de 156.888 euros, a cuatro bomberos conductores que prestaban servicio en la agrupación de Protección Civil por despido improcedente.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, los cuatro efectivos interpusieron una denuncia contra el Consistorio el 30 de mayo de 2019, después de que éste extinguiera sus contratos como personal laboral indefinido no fijo el 5 de mayo de ese mismo año, sin indemnización, tras acordar la creación de las plazas y un proceso selectivo para cobertura por funcionarios.

Los bomberos pasaron de ser voluntarios del servicio de Protección Civil a convertirse en trabajadores municipales indefinidos no fijos por una sentencia del 22 de octubre de 2014 del Juzgado de lo Social número 2 de Santander. Por ello, el juez que ha sentenciado ahora su despido como improcedente señala que "no alcanza a entender" el "empecinamiento" del Ayuntamiento con este proceder, "si no es dentro del enfrentamiento que mantiene desde el año 2014 con estos trabajadores tras haber solicitado el reconocimiento de su relación laboral". Así, según el fallo, el Consistorio deberá optar en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, con fecha del pasado 23 de noviembre, por readmitir a los bomberos afectados, con una antigüedad en el servicio que oscila entre el año 2000 y el 2006, o indemnizarlos con 34.184, 53.985, 33.873 y 34.846 euros, respectivamente. Si opta por la readmisión, deberá abonar además las cantidades dejadas de percibir por los trabajadores desde el despido y que superan los 2.000 euros al mes.

Asimismo, el Ayuntamiento debe abonar los honorarios del letrado hasta el límite de 600 euros y pagar una sanción de 3.000 euros para su ingreso en el Tesoro Público.

Comentarios