lunes 6/12/21
ASTILLERO

“El alcalde ha querido vender la burra a los vecinos, y éste es el resultado”

El PRC de Astillero denuncia que los "caprichos" del alcalde obligan a pagar 47.000 euros por un asfaltado

Barrio de Boo
Barrio de Boo

El PRC de Astillero ha denunciado que los "caprichos" del alcalde, Javier Fernández Soberón, obligan a los vecinos a pagar 47.000 euros por un asfaltado en el barrio de Boo, que inicialmente contemplaba Red Eléctrica (REE), referido a la obra del cable soterrado de alta tensión.

Según el PRC, los cambios que el alcalde "impuso" en la ejecución de dicha obra "no obligaban" al asfaltado completo de la calle Boo, un condicionante que "sí se recogía inicialmente", pero que tras la modificación de Soberón con la compañía "para aparentar que mejoraba la ejecución de la obra", le ha permitido a REE "quedar libre del compromiso de asfaltar completamente la calle".

"Con esta modificación se cambió la ejecución de zanja en la práctica totalidad del trazado, por una perforación dirigida horizontal, es decir sin zanja; solo para justificar que se hacía algo diferente y ahora el ayuntamiento se ve obligado a pagar el asfaltado completo de la calle Boo, contratado a SENOR por 47.000 euros, cuando lo podría haber ejecutado REE sin costo alguno para el Ayuntamiento", ha indicado en nota de prensa el portavoz regionalista, Francisco Ortiz.

El PRC ha señalado que las consecuencias de dicha decisión cuentan con un informe "en contra" de la secretaria municipal tras el recurso de reposición interpuesto por REE contra el acuerdo de la Junta de Gobierno local donde se condicionaba la condición de licencia urbanística otorgada a esta empresa a la reposición del pavimento y de los firmes de la totalidad de la anchura del vial en todo su recorrido.

Una condición que, como apunta dicho informe, es "desproporcionada", "inequitativa" y "arbitraria", puesto que se contradice con anteriores acuerdos municipales y no da lugar al haberse utilizado otro sistema constructivo ya que no se había actuado directamente sobre la capa y subcapa de rodadura. Por lo que dicho informe da la razón a REE sobre la no obligación que querían imputarle el equipo de gobierno.

"Otra vez mas el alcalde ha querido vender la burra a los vecinos, y éste es el resultado, un gasto más para el Ayuntamiento, un suma y sigue de su desastrosa gestión en las obras y los contratos públicos del municipio. Quien se alzó como el valedor de los astillerenses, está demostrando a marchas forzados que más allá de las placas y las fotos, sólo es un vendehúmos ", ha concluido Ortiz. 

Comentarios