jueves. 06.10.2022

El Ayuntamiento instaló hace menos de una semana un nuevo puesto de socorrismo en la playa de San Juan de la Canal, escasos cuatro días más tarde el lugar apareció con pintadas. Ante esta situación, el alcalde, Alberto García Onandía, ha denunciado lo sucedido calificándolo como “un acto de vandalismo cometido por gamberros incívicos que no tienen el más mínimo respeto por los espacios públicos ni privados. Es una lacra que venimos sufriendo en el municipio desde hace algún tiempo” y, asegura, que el Consistorio va a “seguir actuando con rotundidad”.

Ya se están llevando a cabo diferentes acciones de limpieza y restauración de espacios deteriorados por este tipo de actos, mediante campañas artísticas y de creación de murales didácticos; con acciones de concienciación ciudadana, pero también mediante sanciones económicas impuestas a los culpables de provocar estos daños.

En los últimos meses, el Ayuntamiento ha abierto varios expedientes sancionadores con propuestas de sanción a grafiteros, que han llegado hasta los 1.500. Los autores han sido sancionados con una multa recogida en las ordenanzas municipales que, además, se ve incrementada por los gastos derivados de la limpieza y reparación de estos espacios dañados.

Así, el alcalde ha anunciado la instalación del nuevo sistema de videovigilancia en distintas zonas del municipio con la que esperan “disuadir a estos gamberros de seguir destrozando nuestros pueblos”. Asimismo, ha pedido la colaboración ciudadana, “la cual juega un papel importante a la hora de ayudarnos a identificar y sancionar a los autores”.

Comentarios