jueves 21/10/21
CAMPAÑA

"Rajoy salió del debate sin rasguños pero con la convicción de que no va a ser presidente"

Revilla reconoce que "no le gustó" el debate a cuatro porque cada candidato "se dedicó a vender su vaca" y faltó "dinamismo, interrupciones y emoción".

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla

Al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, no le "gustó" el debate a cuatro que mantuvieron anoche en televisión los candidatos de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, porque a su juicio cada uno de ellos "se dedicó a vender su vaca" y faltó "dinamismo, interrupciones y emoción".

Para el regionalista solo hubo "cierta tensión" cuando el líder de C's, Albert Rivera, "pegó en el hígado" a su homólogo 'popular' y jefe del Ejecutivo en funciones con el tema de la corrupción y "le dejó fuera de juego". Aún así, Revilla considera que Mariano Rajoy "salió" del debate "sin ser noqueado" y "sin rasguños" pero, también, con la "convicción" de que "su destino no va a ser presidente del Gobierno", sino que "su lugar más próximo" será "Santa Pola".

Y ello porque, de acuerdo con el secretario general del PRC, ni Rivera ni tampoco los candidatos socialista y podemita a La Moncloa, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, se mostraron dispuestos a dar sus votos al PP.

"A Mariano le doy ya por amortizado", ha manifestado Miguel Ángel Revilla, durante su intervención en el programa 'Al Rojo Vivo' de La Sexta. "Le veo en Santa Pola", ha remachado, para apuntar que "el problema" del líder 'popular' es que "no hace amigos" y en consecuencia "no tiene ningún aliado".

El regionalista cree que ninguno de los otros tres aspirantes a La Moncloa supieron "aprovechar" de manera "suficiente" el tema de la corrupción

El secretario general del PRC y socio del PSOE en el Ejecutivo cántabro ha apuntado, en relación al futuro del PP, la posibilidad de que Rajoy opte "voluntariamente" por "ofrecer su cabeza".

Entonces, ha proseguido, "va a dejar muy amarrada su sucesión", en una persona de su "absoluta confianza", aspecto este último en el que puede haber "alguna sorpresa". Pero "quien va a nombrar sucesor es Mariano" si decide hacer ese "sacrificio", porque "en el Partido Popular se hace lo que diga Mariano Rajoy".

Rivera, el más duro

Revilla, para quien tuvo "más gancho" el debate a dos entre Rajoy y Sánchez antes de las elecciones del pasado 20 de diciembre, el líder de Ciudadanos fue "el más duro" contra su homólogo del PP, aunque en un momento "fugaz", "muy breve", cuando se abordó la corrupción y logró poner al presidente en funciones "en apuros".

En su opinión, Rivera estuvo "correcto" y protagonizó "el momento de la noche", cuando "metió el dedo en la llaga" al dirigente 'popular' y logró ser el único que le dejó "descolocado".

Aún así, el regionalista cree que ninguno de los otros tres aspirantes a La Moncloa supieron "aprovechar" de manera "suficiente" el tema de la corrupción, ya que si bien él no pone en duda la "honradez" de Rajoy, sí le reprocha que haya "tolerado" y "amparado" esta "tropelía", los casos que ha habido en el seno de su formación, que han tenido como protagonistas -ha citado- a Camps, Matas o Cañete, y que el presidente del PP ha "intentado por todos los medios disculpar".

Es algo "muy grave" a ojos de Revilla, para quien los partidos no se deben "morder la lengua" ante un tema "gordísimo" como éste. "Había que haber acorralado a Rajoy como cómplice de la corrupción", ha insistido.

Revilla ha opinado que Pablo Iglesias tuvo una intervención "muy inteligente", en línea con su intento de bipolarizar la campaña

Por eso, el líder regionalista cree que con Rivera es "imposible" que Rajoy siga al frente del Gobierno -Ciudadanos "jamás lo consentiría"- mientras que un apoyo del PSOE significaría "el fin" de este partido, al igual que ocurría con Podemos.

Pablo Iglesias, muy inteligente

Del candidato de esta última formación, Pablo Iglesias, Revilla ha opinado que tuvo una intervención "muy inteligente", en línea con su intento de bipolarizar la campaña entre dos opciones: la derecha de Rajoy y la izquierda que representa la coalición Unidos Podemos. "Estuvo mucho más moderado", ha comparado.

Miguel Ángel Revilla ha manifestado para finalizar que anoche le hubiera gustado estar en el debate, pues se dijeron "cosas tremendas", relacionadas con el paro, las condiciones laborales o el nivel de pobreza, que a su modo de ver no se "replicaron" como se debería.

Comentarios