viernes. 02.12.2022
ELECCIONES GENERALES 20D

Ciudadanos será esencial pese a perder fuerza durante la campaña

El partido de Albert Rivera, que se postula como segunda o tercera fuerza política, ha tenido que hacer frente a la polémica creada por el candidato de Cantabria, Carlos Pracht, en torno al aborto y la violencia de género.

Los simpatizantes de Ciudadanos, expectantes ante los resultados electorales
Los simpatizantes de Ciudadanos, expectantes ante los resultados electorales

La irrupción de Ciudadanos en el panorama político nacional ha supuesto un antes y un después dentro de la democracia del país. El partido liderado por Albert Rivera ha experimentado un crecimiento muy pronunciado a raíz de los buenos resultados obtenidos en las elecciones catalanas, donde la candidatura de Inés Arrimadas se posicionó como la segunda fuerza política más votada, pasando de 9 a 25 escaños.

Este impulso propició que la formación naranja iniciase con fuerza una campaña en la que partía como una de las grandes favoritas. El punto de inflexión de la campaña llegó tras el debate a cuatro protagonizado por los candidatos, donde Albert Rivera no destacó como en otras ocasiones y que propició que en las últimas encuestas publicadas su empuje se haya visto mermado.

Uno de los ejes de debate surgidos durante la campaña de Ciudadanos ha sido la posibilidad de que los de Albert Rivera lleguen a pactos de Gobierno con las fuerzas tradicionales después del 20 de diciembre.  Pese a que desde un principio, los naranjas aseguraron que no apoyarían la investidura de Rajoy o Sánchez, durante los últimos días se ha planteado la posibilidad de que finalmente opten por abstenerse para facilitar de esta manera la investidura de alguno de estos partidos. En su paso por Cantabria, Rivera aseguró, “no tener preferencia por ninguno de los partidos”.

Esta visita ha supuesto uno de los episodios más tensos de la campaña del partido. La polémica llegó el mismo día en que su líder, Albert Rivera, recaló en Santander para intervenir en un mitin en el que también intervenía  el candidato por Cantabria al Congreso de los Diputados, Carlos Pracht. Este último, aseguró que el aborto "no es una buena noticia", considerándolo además un tipo de violencia. La afirmación dejó entrever las ideas sobre los temas más controvertidos que tienen los representantes que, presumiblemente, serán parte del Congreso nacional. Unas ideas que, ante la avalancha de críticas, tuvieron  que ser contradichas por el candidato de la formación naranja a la Presidencia, Albert Rivera, quien aseguró “no compartir este punto de vista”, y precisó que el aborto es una situación que, "desde luego", debe ser regulada, como una 'ley de plazos', que, a su juicio, es la "mejor" opción.

Una muestra más de la situación de incertidumbre que el partido ha vivido en las últimas semanas de campaña. Pese a ello, Ciudadanos entrará por primera vez en el Congreso de los Diputados tras estas elecciones, a la espera de conocer si finalmente la formación tendrá representación en Cantabria.

Primeras sensaciones

Los malos resultados en las primeras encuestas a pie de urna publicadas por los medios enfrían los ánimos en la sede de Ciudadanos, donde en estos momentos hay más periodistas que gente del propio partido. Caras de sorpresa y decepción ante las informaciones publicadas hasta el momento. Con estos primeros datos, la unión de Partido Popular y Ciudadanos no sería suficiente para alcanzar la mayoría.

El representante de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Santander, David González, ha hecho las primeras valoraciones sobre la jornada electoral. Después de agradecer la labor realizada por los voluntarios durante este día, ha asegurado que la valoración del partido es “positiva, ya que partimos desde cero y todo escaño será positivo”, aunque asegura que prefieren no hacer valoraciones hasta que el escrutinio sea más elevado.

Comentarios